Fritz Thompson

fritz-thompson

Fritz Thompson es conferencista motivacional y escritor, actividades que realiza fomentando la reflexión en su audiencia sobre temas de manejo de adversidad, valores y virtudes, concientización de las capacidades del ser humano, motivación al logro y alto desempeño.

Una lesión medular llevó a Fritz a tener que enfrentar una cuadriplejia que en su momento fue diagnosticada como permanente. Sobre la base de mucho esfuerzo, lucha y coraje, Fritz logró revertir ese pronóstico  hasta lograr hoy en día participar en triatlones sin usar silla de ruedas.

Su sorprendente y conmovedora historia ha sido transmitida durante más de diez años a través de la conferencia “¿Que no puedo qué?”, logrando despertar en quien lo escucha el ánimo necesario para superar cualquier reto al que la vida lo enfrente.

A través de la narración de su experiencia, Fritz concientiza a los oyentes acerca de que, independientemente de sus situaciones personales, siguen siendo responsables por sus vidas. También les hace ver  que sus elecciones serán las que finalmente determinarán su bienestar.

Los momentos más complicados de su historia fueron superados porque Fritz se aferró a un sentido de vida, idea que él considera básica para enfrentar exitosamente cualquier adversidad. La manera como Fritz expone este tema provoca que el público se cuestione su razón de existir para fortalecer su capacidad de salir adelante de las  adversidades que  haya enfrentado, enfrente o vaya a  enfrentar en la vida.

Fe, voluntad, esperanza, determinación, actitud, perseverancia, aceptación y perdón  fueron las herramientas esenciales para que Fritz lograra superar casi totalmente una lesión considerada irreversible. Durante su ponencia, Fritz invita al público a decidir entre los valores que enaltecen al ser humano y los antivalores que lo degradan. Igualmente, lo invita a responsabilizarse por sus decisiones, pues de ellas dependerán los resultados que obtenga en la vida.

Finalmente, Fritz comparte con sus audiencias cómo, a raíz de este accidente en el que tuvo muy altas probabilidades de fallecer, ha revalorado la vida y trata de vivirla de manera apasionada, soñando en grande, sin ponerse límites, con generosidad de esfuerzo y abundante fe, fórmula que le ha permitido tener logros inimaginables, si partimos del diagnóstico de que viviría para siempre dependiendo de una silla de ruedas para movilizarse.

La historia de Fritz inspira al público; sirve como ejemplo evidente y  tangible de coraje a la vida, y prueba que toda adversidad es superable y todo sueño es realizable.