Luis Ivan Cuende

luis-i-cuende-2-premios-apps-009-2

Aprendió a programar con 11 años, con 12 diseñó su primer sistema operativo y con 15 ganó su primer premio en Berlín. El “hacker‟ Luis Iván Cuende ni siquiera tiene 20 años pero ya ha conocido el fracaso y ha escrito un libro contra el sistema educativo. Ahora prepara una herramienta para “jubilar‟ a los notarios.

Muchos lo conocen por el libro ”Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo” (2014), que incluye una crítica despiadada del sistema educativo y que le ha dado cierta notoriedad.

Su proyecto más reciente es Stampery, donde ejerce como CTO, un sistema de certificación de mensajes que está basado en la tecnología de la moneda virtual Bitcoin y es capaz de certificar sin errores la propiedad de un documento y su hora exacta de envío. Si Stampery tuviera éxito, podría jubilar forzosamente a los notarios. O al menos así lo cree Luis, que piensa en un mercado global.

Luis Iván Cuende nació el 26 de septiembre de 1995 y tocó su primera tecla con apenas tres años. Pero no se enganchó a la programación hasta cumplir los 11.

“Fue entonces cuando descubrí el software libre y la filosofía que tiene detrás”, explica. “Al principio no le veía el valor diferencial. Luego me di cuenta de que personas como yo podían descargar esos programas y utilizarlos”.

Se declara autodidacta y asegura que todo lo aprendió en la Red y sin ayuda de su padre, que es informático. El joven Luis se dio a conocer por medio de Asturix: un sistema operativo sencillo que aspiraba a competir con los omnipresentes Windows y MacOS.

“Se trataba de desarrollar algo que hasta mi madre pudiera utilizar”.