Oswaldo Sánchez

Oswaldo Sánchez es un guardameta ágil y de grandes reflejos pese a su más de metro ochenta centímetros de altura y sus 85 kilos de peso. Su buen juego de pies le ha valido el respeto de todos sus rivales y el reconocimiento de todos sus entrenadores desde que empezó en su adolescencia en las categorías inferiores del fútbol mexicano.

Antes de ser profesional, Oswaldo jugó varias temporadas en equipos mexicanos y llegó a ser seleccionado para jugar como portero titular de las selecciones sub-20 y sub-23 de su país. Consiguió diferentes premios dentro de la categoría de juvenil y su calidad le hizo destacar lo suficiente como para que en 1993, y con sólo 20 años de edad, llegara a firmar el que sería su primer contrato profesional con el equipo del Atlas.

El Atlas es un club perteneciente a la primera división de la liga de México. En él jugó Oswaldo Sánchez desde el año 1993 hasta el fin de la temporada 1995-1996. Durante todo este tiempo consiguió afianzarse en la categoría profesional del fútbol de este país y fue nombrado mejor portero del torneo en 1994, título que obtuvo en diversas ocasiones más a lo largo de su exitosa carrera. Además, en 1995 traspasó fronteras y viajó hasta Sudamérica para ganar la medalla de plata con su equipo en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata.

En 1996 el portero cambió de club y ficha por el América, donde permaneció hasta 1998. Volvió a ser elegido el mejor guardameta del torneo y por primera vez fue elegido para jugar con la selección nacional de México. Debutó en agosto de 1996 en un partido que enfrentó a Francia con México en París y que se saldó con una victoria de los anfitriones por dos goles a cero. Además, con el equipo tricolor asistió a los Juegos Olímpicos de Atlanta, donde jugó como portero titular y contribuyó a clasificar a su selección en el séptimo lugar. Su balance deportivo del año culminó con su triunfo en la Copa de Oro y en la Copa de USA.

Como arquero titular la selección nacional de México formó parte de torneos internacionales como la Copa Federaciones 2001, el Mundial de Corea celebrado al año siguiente y la Copa de Oro del 2003, donde consiguió ser nombrado el mejor portero del campeonato al hacer que su selección acabe la competición sin encajar ningún gol.

El 12 de octubre del 2011, Sánchez se retiró de la selección mexicana en un partido disputado ante la selección de Brasil.

En sus conferencias, Oswaldo comparte con las audiencias su historia de vida, donde resalta los valores de la honestidad, perseverancia, lealtad y su formación en el trabajo en equipo para el logro de su carrera