Felipe González

Tras la victoria obtenida por el PSOE en las elecciones del 28 de octubre de 1982, en las que Felipe González obtuvo el 48,11% de los sufragios y 202 diputados, siendo esta la primera mayoría absoluta de un partido en la democracia en España, además de ocupar la cifra más alta de diputados hasta la fecha, fue elegido presidente del gobierno español por el Congreso de los Diputados, y encabezó un gobierno con Alfonso Guerra de vicepresidente. Este logro supuso que, por primera vez desde las elecciones generales de 1936, un partido de izquierdas iba a formar gobierno.

Además, según muchos historiadores, culminó el período conocido como la transición española iniciándose la II Legislatura.

Felipe González ganó también las elecciones de 1986, 1989 y 1993, y tras perder por la mínima las de 1996 se retira de la primera línea política: En las elecciones de 1986 mantuvo la mayoría absoluta con 184 diputados.

En las elecciones de 1989 el PSOE se quedó a un diputado de la mayoría absoluta, con 175 escaños (la mitad exacta del Congreso).

En las elecciones de 1993 logró 159 escaños, 16 menos que en el 89, aunque ganó los comicios al obtener 18 más que el PP (que obtuvo 141).

En las elecciones de 1996 perdió 18 diputados respecto a las del 93, con 141 diputados, siendo esta vez el ganador de los comicios el PP. La diferencia fue de poco más de un 1 %, siendo de esta forma los resultados electorales más ajustados de todos los comicios celebrados en España hasta entonces.