Nelly Miranda

La nadadora veracruzana paralímpica dio a México su primer oro en Beijín en los 100 metros libres. Después, con otro cierre literalmente de broche de oro en el último día de competencia en el famoso “cubo de agua”, Nelly ganó su segunda medalla áurea compitiendo en los 50 metros libres, prueba en la que impuso además récord mundial y paralímpico al cronometrar 46 segundos con 27 centésimas.

Lo más destacado de la historia de la veracruzana es que apenas hace ocho años Nelly gozaba de plena salud, hasta que sufrió un accidente que la dejó cuadripléjica. A partir de entonces y con la motivación de un niño de cuatro años, ha dado una heroica lección de vida que sólo los grandes espíritus son capaces de escribir, como testimonio de que el ser humano está hecho para superarlo todo siempre y cuando tenga fe además de férrea voluntad.

Sus logros en los Juegos Paralímpicos de Beijín, producto del esfuerzo, empeño y dedicación le valieron a Nelly Miranda obtener el premio nacional del deporte 2008. Y se esperan muchos logros más de ella, para satisfacción de México y Veracruz en los próximos años.

Lo realizado por Nelly Miranda en las albercas de Beijín y en su propia vida, ha sido una muestra de valor, coraje y voluntad que inspirará a otros muchos deportistas del estado y del país.